SOLDAR: Soldadoras: siempre al rescate

SOLDAR: Soldadoras: siempre al rescate

SOLDAR: Soldadoras: siempre al rescate
Califica

Calor, fuerza, arte, ingenio y habilidad, son todas virtudes que se tienen que tener en cuenta cuando se habla de soldar. Sea en el mar soldando pedazos de un submarino o en la casa ayudando a arreglar paneles eléctricos o hacer algo de arte, la soldadura siempre termina siendo un proceso de gran ímpetu, pues se ha refinado y desarrollado con el pasar del tiempo en varias técnicas y prácticas, que incluso pudiéramos compararlo con la herrería o la carpintería en términos de complejidad de procedimientos e imaginación. Puede ser tan simple como crear una caja de metal, hasta tener un papel base en la construcción y reparación de metales; tales como, por ejemplo, una carrocería de un auto que se quiera restaurar o vigas y herramientas de construcción.

Soldar es la fabricación o proceso escultural que une materiales, usualmente metales o termoplásticos, y es logrado a través de un proceso llamado “fusión”, en el cual las piezas que se quieren soldar se van derritiendo al unísono y, a la vez, poniendo metales o plásticos en el trabajo que se está haciendo para derretirlos y conseguir lo que vendría siendo conocido como soldadura (también llamado pileta). Cuando el punto de soldadura se termina de enfriar, es cuando se produce la unión de las piezas a través de la soldadura. Pero la soldadura lograda no siempre alcanza una fuerza necesaria para que los elementos permanezcan juntos, por eso, se requiere de una gran cantidad de energía para el trabajo, que por normalmente, viene de un dispositivo llamado arco eléctrico. Sin embargo, la soldadura propiamente dicha se logra a partir del uso de soldadoras que producen rayos láser, rayos de electrones y también a partir de la ejecución de unos procesos de ultrasonidos o bien de procesos de fricción.

También la fuerza de la unión de los materiales en la soldadura depende en gran parte del soldador, donde el entrenamiento, práctica y conocimiento se pagan para un trabajo bien hecho y durable.

Distintos tipos de soldaduras

Hay distintos tipos de soldadura por los cuales optar, incluyendo soldaduras que no son hechas a través del derretimiento de materiales para juntarlos. Uno muy popular, es la soldadura sónica, que funciona a través de la vibración de alta frecuencia y bajo alta presión. Esta  se usa para conectar hojas o alambres finos hechos de metal o termoplástico, dependiendo del trabajo que se requiera realizar, y se los hace vibrar para crear el punto de soldadura. El equipo usado es similar al de la soldadura por resistencia, pero usa la electricidad de la fuente de energía como vibración, y no como corriente eléctrica. Soldar con este método, involucra como se dijo anteriormente, pura vibración y no involucra el uso de calor para derretir los metales para soldar; en su lugar la soldadura se forma introduciendo vibraciones de manera mecanizada horizontalmente bajo presión. Así que, en esencia, a través de fuerzas muy grandes se empuja, molda y fuerza el metal a que haga la soldadura para las partes que se quieran soldar. Esta comúnmente se usa para hacer conexiones eléctricas de aluminio o cobre, y también es comúnmente usada en la soldadura de polímeros.

Post Relacionado:   ¿Por qué debes tener una soldadora Arco sumergido Tauro?

Otro proceso de soldadura de este tipo que resulta común, es la soldadura explosiva, esta implica juntar los materiales de manera que se empujen juntos bajo una presión extremadamente alta. La fuerza y energía de este impacto resulta en un efecto de plastificación de los materiales, formando la soldadura limpiamente, y solo una cantidad muy limitada de calor es generada y usada para el procedimiento. Este proceso es usado comúnmente para aquellos materiales que son disímiles de soldadura, como el aluminio en acero de cascos de naves o placas compuestas.

También se pueden señalar otros procesos de soldadura que no requieren de derretimiento de materiales como la soldadura por coextrusión, soldadura en frío, soldadura de difusión, soldadura por fricción, soldadura por alta frecuencia, soldadura por presión caliente, soldadura por inducción y la soldadura por rodillo.

No obstante los tipos principales los tipos principales de soldadura, si usan fusión a través del derretimiento de materiales para la soldadura, entre ellos está la soldadura por arco. Este, son distintos sistemas de soldadura que tienen en común el hecho que todos unas una fuente de alimentación eléctrica. Ésta usa un arco voltaico entre el material base y un electrodo para derretir los metales para obtener el punto de la soldadura. Se encuentran con corriente alterna y corriente continua, y cuenta con electrodos no consumibles y consumibles que a su vez se encuentran cubiertos por un material llamado revestimiento. Y a veces la zona de la soldadura se encuentra protegida por un gas inerte, conocido como gas de protección, y en ocasiones se usa como un material para relleno. Cabe resaltar que el proceso de la soldadura por arco es versátil y se puede llevar a cabo con un equipo relativamente barato, y aunque el proceso de generalmente limitado a materiales ferrosos, se puede usar electrodos especializados para la soldadura de hierro fundido, níquel, aluminio, cobre, acero inoxidable, entre otros.

Se tiene también la soldadura blanca y la soldadura fuerte, que son procesos que no incluyen la fusión de los metales que, normalmente, uno quisiera unir, sino solo la del metal de aportación. Es el método más antiguo, teniendo en cuenta que se usa desde la antigua Sumeria y se realiza con menos temperatura de lo usual y con un equipo más pequeño y sencillo. Aunque la blanda se da a temperaturas inferiores a los 450 °C, la soldadura fuerte a niveles superiores de 450 °C.

Tener el equipo necesario es fundamental para soldar como las varillas, electrodos y fuente de energía, aparte de una paciencia grande y amplia. Pero, quizás el más importante es el material de protección que se debe usar para evitar lesiones y malos altercados con el equipo, como una mascarilla especial, guantes y delantal para evitar quemaduras o igniciones con la ropa.

Post Relacionado:   Motosierra: lo más fuerte y rudo en el mercado

Una práctica totalmente valedera de nuestro tiempo.

https://insumosymaquinas.com.ar/nuevoinsumos/19-maquinas-de-soldar

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.