Ferretería Industrial

New to site?


Entrar

Perdio su contraseña (close)

Already have an account?


Signup

(close)
HomeProducto
Home Producto

Compresores sin Aceite – Carter Seco

Compresores libres de aceite, ideal uso ontológico. Son Compresores de Carter Seco, silenciosos, para uso ontológicos o para situaciones en las cuales se requieran que el aire que emite el compresor sea libre de aceite (por ejemplo, para que respiren los operarios)

Estos compresores son muy usados en consultorios ontológicos para utilizar las máquinas que comúnmente utilizan odontologías. O para máquinas que requieran el uso de aire libre de aceite.

Sin aceite significa que no hay aceite para sellar los rotores y para enfriar el aire comprimido, los compresores y los rotores.

Debido a que no hay aceite para sellar, los rotores deben ser muy precisos y tener tolerancias muy pequeñas. Los rotores no se tocan entre sí, pero el espacio de aire entre los dos es muy pequeño (para un rendimiento óptimo).

El elemento se enfría mediante agua de refrigeración que fluye a través de bolsillos especiales en la carcasa del elemento. Por supuesto, esto es menos eficiente ya que inyecta aceite relativamente frío, y solo la carcasa se enfría, no los rotores o el aire mismo.

Por esta razón, la relación de presión del compresor sin aceite es mucho menor en comparación con el compresor inyectado con aceite. Recuerde, la relación de presión es la presión de salida dividida por la presión de entrada (alrededor de 13 para el compresor de inyección de aceite, alrededor de 3.5 para los compresores sin aceite).

Si usamos el compresor sin aceite para comprimir el aire directamente a 7 bar, el compresor se calentará demasiado y se detendrá (literalmente). Entonces, ¿cómo llegamos a 7 bar, la presión típica del sistema para sistemas de aire comprimido? Fácil … solo instala dos compresores en serie.

El primer compresor (etapa 1) comprime el aire a alrededor de 3.5 bar. El aire se enfría por el intercooler. El segundo compresor (etapa 2) comprime el aire más allá de la presión final de 7 bar.

De precios y otras variables

Ahora vemos por qué los compresores sin aceite son más caros: tienen dos motores de compresión, en comparación con uno solo en los compresores de inyección de aceite. Además, requieren una caja de engranajes para conducir dos elementos desde un compresor. Además de eso, los elementos del compresor que se usan en los tipos sin aceite son más caros que los tipos inyectados con aceite, ya que se fabrican con holguras mucho más pequeñas en comparación con los elementos del compresor inyectado con aceite.

Los dos elementos del compresor, etapa 1 y etapa 2 trabajan juntos para producir la presión de salida requerida. La primera etapa bombea aire al intercooler. El segundo toma el aire del intercooler y lo comprime hasta la presión final. Las dos etapas están diseñadas para que funcionen en un equilibrio perfecto.

Si hay un problema con una de las etapas, generalmente tendrá menos capacidad (menos litros por segundo o m3 por minuto) para esa etapa. Esto significa que el equilibrio entre la etapa 1 y la etapa 2 se verá alterado.