Ferretería Industrial

New to site?


Entrar

Perdio su contraseña (close)

Already have an account?


Signup

(close)
HomeProducto
Home Producto

Alisadoras de Cemento

Nombres Alternativos: Allanadoras, Alisadoras de cemento, alisadoras de hormigón, maquinas de alisado, fratachadoras.

Las Allanadoras son equipos o máquinas de construcción para dar alisado o acabado a los pisos que requieran. El motor y las fratas (paletas de alisado) bridan al suelo la planicidad necesaria para una terminación profesional en cada uno de los suelos trabajados.

De acuerdo a las medidas de las máquinas, logrará alisar la superficie abarcando más y tornando rápido el trabajo o llegando a rincones y lugares en dónde las alisadoras deben ser más pequeñas.

Cada tamaño cumple una función. Además, las fratas vienen de distinto ancho permitiendo darle un acabado más fino y profesional o un acabado más Rústico (fratas anchas utilizadas al principio.

Allanadoras o Fratachadoras o Alisadoras de Cemento

Las allanadoras también conocidas como fratachadoras o alisadoras de cemento son necesarias para obtener terminados pulidos y profesionales en los suelos de concreto. Existen varios tipos de allanadoras, tales como las de operario a pie o dobles con operador sentado, adecuadas para la medida de su proyecto. También, las fratas o paletas de alisado vienen en diferentes formas y dimensiones que se ajustan al área a aplanar. En seguida, le contamos más detalles sobre el uso y elección de las alisadoras de cemento con sus complementos.

Tips para la elección y uso de su allanadora

Sin importar si es una allanadora de operador a pie o una máquina de allanar, estas tienen siempre la finalidad de formar una superficie de concreto nivelada y lisa. Dicha funcionalidad es requerida para diferentes proyectos como la construcción de losas para patios, suelos en espacios comerciales e industriales, o para construcciones domésticas.

Estos diferentes tipos de proyectos requieren distintas allanadoras y paletas, así como un conocimiento previo sobre su uso. Por ello, es importante  que conozca la siguiente reseña que le ayudará a elegir la allanadora y complementos correctos para su tipo de trabajo, así como también, algunos consejos para usarlas:

Elija el tipo de allanadora según el tamaño del proyecto

Si i el área de concreto a nivelar es menor de 10 metros cuadrados, una llana manual o empujable hará el trabajo. Para losas de mayor tamaño, es posible que necesite una allanadora mecánica, ya sea de operador a pie o sentado, con la que el trabajo a gran escala tendrá el resultado profesional deseado, con optimización de tiempo y mano de obra.

Elección del tamaño de las fratas para su allanadora mecánica

Si lo que necesita es una máquina allanadora seguramente tendrá que elegir muy bien las fratas a utilizar. Una de las variables a considerar para dicha elección es el tamaño del área a allanar. Esto se puede evaluar con las siguientes recomendaciones:

  • Para esos trabajos más pequeños de menos de 10 metros cuadrados, las fratas o paletas normalmente necesitan tener entre 24 y 36 pulgadas.
  • En trabajos más grandes, sus paletas deben tener entre 36 y 48 pulgadas, excepto en esquinas donde lo recomendable sería cambiar a unas de 24 pulgadas para poder acceder a los ángulos que se forman en estas.

Elija las fratas según el tipo de trabajo

Además de los tamaños de las fratas, puede obtener tres tipos de estas, tales como flotantes, de acabado y combinadas:

  • Fratas flotantes o de flotado: Su posición plana rompe las protuberancias de concreto y forma una superficie nivelada y homogénea.
  • Fratas para acabado: Se ubican en una posición angulada para dar unos terminados prolijos, suaves y brillantes.
  • Aspa de combinación: Este híbrido permite las dos labores de flotado y acabado en una sola pasada. Estas tienen filos angulados con los que se puede maniobrar la allanadora para que opere la parte plana durante el flotado y posteriormente los ángulos para pulir.

Los platos de allanadora son un complemento disponible para el inicio del trabajo de acabado. Con estos lo que se logra es abrir porosidades y conducir hacia abajo las protuberancias de concreto, dando mayor densidad en la profundidad y suavizando la parte externa de la losa.

Operación Flotante con allanadora

El uso de las fratas especiales para hacer flotar su concreto, o de fratas combinadas, le permitirá alisar golpes, huecos y cualquier área desigual en general. No obstante, se necesita más que las fratas para una flotación efectiva con su allanadora.

Se trata de operar la allanadora a una velocidad de 3/4 y mantener las aspas o fratas planas. Esto ayuda a evitar que la máquina se hunda en el hormigón dañando el avance.  Una vez que haya avanzado y retrocedido sobre toda la superficie o losa, gire perpendicularmente y cruce toda la losa. Esta técnica ayudará a acabar los puntos que se perdieron en la primera pasada.

Operación Acabado con allanadora

Si estaba usando las cuchillas de flotación, ahora puede cambiar a las fratas de acabado. No obstante, si escogió las fratas combinadas para flotar, pueden permanecer encendidas durante este paso. Sin embargo, en lugar de mantener las fratas planas, es mejor utilizarlas a total potencia y velocidad. Al terminar y sellar el concreto poroso, debería aplicar la máxima presión posible a la losa.

En este paso es aconsejable usar la misma técnica perpendicular que empleó al flotar, con la diferencia que necesitará hacer varias pasadas. Debería continuar hasta que consiga el acabado deseado, ya sea mate o brillante.

Adicional a estas recomendaciones útiles sobre la elección de allanadoras, sus complementos y tips de uso, debe tener en cuenta usar el equipo y vestuario de seguridad recomendado. De este modo, su proyecto tendrá lo necesario para ser un éxito.